martes, mayo 16, 2006

Primera piedra

Bien hallado soy a la blogosfera. Para empezar, una declaración de principios vitales, así, a pelo, sin anestesia.
"Estamos sometidos a una serie de avatares e imprevistos. Por eso no doy nada por sentado. Ni la popularidad ni el éxito. Yo vivo en territorio enemigo. Como cualquiera de los lectores. Lo que pasa es que yo soy consciente de ello." (Arturo Pérez-Reverte)
¿Le ha dado a alguien la pedrada? A mí me la dio cuando coincidí en ese criterio vital. En mi segunda novela, Kismet, uno de los personajes principales proclama algo parecido.
"La vida humana, como la de cualquier otro animal, se vive en una selva peligrosísima… Se necesitan unas dosis muy grandes de valor y de suerte, sobre todo de suerte, para morirse de viejo. Si no es un conductor borracho quien te mata puede ser una teja que se desprende por el viento, o un maníaco que la emprende a tiros en la cola del paro, eso si no es un maldito terrorista que ha dejado una bomba en el restaurante, o una inundación que te pilla desprevenido, cuando no el gas que se ha dejado abierto tu vecino… por no hablar de enfermedades incurables o trastornos psíquicos que no entienden de edades ni condiciones. Somos como esos animalillos débiles condenados a ser presas y que van día a día intentando escapar de toda clase de peligros y depredadores."
A pesar de todo, seguimos adelante.
Salud y suerte a todos.
___
___
Technorati tags