viernes, mayo 26, 2006

¿Qué es "buena literatura"?

No se trata éste de un tema que ofrezca muchas aristas, no. La cuestión es, en sí misma, una arista incómoda y desapacible; y, para quienes padecemos el vicio este (enfermedad, en el mejor de los casos) de juntar letras, palabras y párrafos, uno detrás de otro, es una arista penosa y, en ocasiones, hasta sangrante.
A mí, como a la mayor parte de quienes juntamos palabras, me costó un esfuerzo considerable publicar mi primera novela. Publicar la segunda ha sido distinto: un esfuerzo sobrehumano repleto de desplantes, agravios, decepciones y humillaciones, entre otras lindezas. Cada cual debe ser consciente de lo que escribe y de su calidad; ésta puede ser opinable, pero siempre hay unos límites, por arriba y por abajo, de obligado conocimiento. Yo, al menos, sé que no estoy en condiciones de pasar a la Historia como el gran genio literario del siglo XXI, pero también sé que no escribo como el que perpetra redacciones escolares pretendiendo hacerlas pasar por relatos o, incluso, novelas de teología para mostrencos y conspiraciones en chándal. El problema es: ¿y qué pasa con todo lo que hay entre esos dos límites? Como en todos los órdenes de la vida, esa interrogación se puede afrontar con una postura fácil u otra difícil.
La primera sería dejarse llevar por las encíclicas de los separadores del bien y del mal, como el bueno de Juan Marsé o el inmaduro adolescente de V.S.Naipaul, ambos impúdicos exhibicionistas de la falibilidad humana, al tiempo que grandes escritores (lo cortés no quita lo indecente). Es la postura seguida, al parecer, por no pocas editoriales.
La segunda implicaría tener cada cual criterio propio, un libre pensar, sin prejuicios ni concesiones innecesarias, sin generalizaciones y, sobre todo, sin onanismos críticos vacíos de contenido para justificar o injustificar lo que nos guste o no nos guste, huyendo de la pedantería.
La verdad es que el tema da para una docena de ensayos...
___
___
Technorati tags