viernes, junio 02, 2006

Madres

Un amigo me mandó hace tiempo un correo con cierta retranca cuando se enteró de que mi esposa y yo ibamos a ser padres. Lo cierto es que tiene unas cuantas frases que me parecieron buenas dedicadas a las madres. Estas son algunas de ellas:
Alguien dijo que lleva unas seis semanas volver a la normalidad después de dar a luz. Ese alguien no sabe que después de dar a luz la normalidad no existe.
Alguien dijo que se aprende a ser madre por instinto. Ese alguien nunca fue de compras con un niño de tres años.
Alguien dijo que de buenos padres salen hijos buenos. Ese alguien piensa que una hija viene con instrucciones y garantía.
Alguien dijo que las buenas madres nunca gritan. Ese alguien nunca vio a su hijo romper con una pelota la ventana del vecino.
Alguien dijo que no se necesita una buena formación para ser madre. Ese alguien nunca ayudó a sus hijas con las tareas de matemáticas.
Alguien dijo que se pueden encontrar en los libros las respuestas a todas las preguntas sobre cómo criar hijos. Ese alguien no tuvo un hijo que se metió una alubia en la nariz.
Alguien dijo que lo más difícil de ser madre es el parto. Ese alguien nunca dejó a su hija el primer día [o cualquiera otro, añadiría yo] en la escuela infantil.
Alguien dijo que una madre sabe que su hijo le ama, así que no hay necesidad de decírselo. Ese alguien no es madre.
Alguien dijo que una madre no necesita de la comprensión y del te quiero de un hijo. Ese alguien no es un hijo.
___
___
Technorati tags