lunes, enero 08, 2007

De navajeros y escritores


Como casi siempre, elegí el bando equivocado.
Me explico. De aquellos muchachos que allá por el año 78 del siglo pasado empezábamos el BUP en un colegio de concentración (de cuarenta a cincuenta niños por aula) situado en una especie de banlieue de Bilbao, en la actualidad más o menos el cincuenta por ciento visita la cárcel intermitentemente (nada serio: navajeros, randas y cosas por el estilo, no vayan a pensar mal), el diecinueve por ciento son políticos, el treinta por ciento somos funcionarios y un escaso uno por ciento han prosperado moral y socialmente (raras avis como el sin par artesano enredado). Pueden hacerse una idea del percal.



El caso es que pensaba haberme enrolado en las filas menos perjudiciales para mi trayectoria vital, pero no es así. Debido a mis vanidosas pretensiones de ser escritor, me hubiera ido mucho mejor en el bando de los navajeros. Me di cuenta de ello el pasado miércoles, nada más leer un artículo de César publicado en el suplemento cultural del diario El Correo, reproducido al margen, y después de pasárseme el sofoco de vergüenza ajena. No es nada nuevo, pero esta recopilación de insultos y afrentas tiene enjundia. Los inefables príncipes de las letras tiran de faca verbal contra sus colegas que ríase usted de las camorras barriobajeras.

Por darle un toque lírico asunto, me imagino un congreso de escritores con estas pendencieras tendencias acabando como la Reyerta que describió García Lorca, don Federico, en su Romancero Gitano:
En la mitad del barranco
las navajas de Albacete,
bellas de sangre contraria,
relucen como los peces.
El juez, con guardia civil,
por los olivares viene.
Sangre resbalada gime
muda canción de serpiente.
-Señores guardias civiles,
aquí pasó lo de siempre.
Han muerto cuatro romanos
y cinco cartagineses.

Quizá ese es el motivo por el que uno, que no entra en estas cosas ni estas cosas le entran en la cabeza, no acaba de cuajar en el actual panorama literario.

___
___
Technoradas

7 comentarios:

  1. Gracias por esas bonitas cosas que escribes en mi blog.Sabes que tengo tíos y primos en Getxo???Mi abuelo era de Baracaldo.Encantada de conocerte!

    ResponderEliminar
  2. Siempre me he preguntado por qué entre gente que se supone muy inteligente, brillante, por encima del bien y del mal, etc. existe tan poca caridad con el prójimo. Sobre todo, cuando el prójimo es colega. Sucede en todos los ámbitos artísticos, no solo en la literatura. Los músicos también se han cruzado unas barbaridades curiosas.
    No sé, pero me consuela pensar que los ciudadanos 'normales' tenemos un punto de generosidad mayor con quienes nos rodean.

    ResponderEliminar
  3. Hombre, no dejes que una panda de desalmados termine con una vocación tan temprana. Piensa en los buenos.
    si es que la globalización nos tiene englobados y solo queremos euros.
    Muchacho, sigue con la idea que tu eres de los buenos.

    ResponderEliminar
  4. Wodehouse Como diría Psmith, el placer es todo mío.
    Por cierto, yo provengo también de Baracaldo.
    Y me parece que hay muchas más coincidencias.
    Me alegro mucho de verte por aquí.

    César Ciertamente, este puñaleo se da en todas las disciplinas artísticas.
    He llegado a la conclusión de que nunca llegaré a nada en este campo: un tipo que no se mete con sus colegas, que no antepone su vocación por encima de todo y que no adopta poses propias del artisteo... No, no tengo nada que hacer. No future.

    No obstante, Ula, seguiremos adelante. Llega un momento en la vida en el que es muy difícil que te detenga una legión entera de desalmados.
    Intentaré que tus elogios sean merecidos.

    ResponderEliminar
  5. Gracias,Ferdinand.Como te llamas como mi amigo del alma que fue el que me regaló mi primer libro de Wodehouse,"Gracias Jeves"comprado en un rastro en el año 84.Qué más coincidencias hay???Pues...Casi somos de la misma edad y no sé cuales mas...no sé.El club de los Zánganos es donde se reúne Bertie Wodster pero no conozco otro en la época actual.Dame luz!!!!Un beso.

    ResponderEliminar
  6. Wodehouse Creo que ya he aclarado en tu blog lo del Club.
    En cuanto a las coincidencias, visto lo que recoges en tu perfil sobre intereses, música y libros, creo que irán viendo la luz poco a poco.
    La luz es la que tú nos das.

    ResponderEliminar

¿Y ustedes qué opinan de todo esto?