viernes, junio 15, 2007

Siempre se puede ir a peor

Con las neuronas enredadas y enredadoras que tengo, vuelvo a enlazar lo visto y lo leído.

Me gustaría dedicar este dibujo de Alberto Montt, ya mencionado en la anterior entrada, a Raúl Luceño, después de haber leído su opinión de libros denostados en la lounge library en que participa.



ADDENDA. Yo, pecador, confieso ante ustedes que he pecado de obra y omisión al leer en su día El alquimista (el impaciente también, pero ahora me refiero al del Coelho). Y hay que decir que la historia es buena. Lástima que estuviera ya escrita en sus mismos términos hace casi ochocientos años por el poeta y filósofo persa-turco Celâladin Mehmet Rumi, más conocido como Mevlana, entre la miscelánea de su afamado Mesnevi. Poeta-filósofo que Lucía conoce bien.

___
___
Technoradas