viernes, septiembre 07, 2007

Estupefacientes (XI). La música (3)


Supuesto que fuese posible una perfecta explicación de la música, exacta, plena y capaz de llegar a lo singular, es decir, si fuese posible dar una repetición exhaustiva en conceptos de lo que la música expresa, ésa sería al mismo tiempo una repetición y explicación suficiente del mundo... es decir, sería la verdadera filosofía.



La música no es, como sí lo son las demás artes, copia de la manifestación de la voluntad, sino copia directa de la voluntad misma; del mundo puede decirse por eso tanto que es música corporizada como que es voluntad corporizada. Ello explica por qué la música otorga una significación tan excelente a toda pintura, más aún, a toda escena de la vida y del mundo.


Arthur Schopenhauer. El legado manuscrito, I.
Música: Dimitri Sostakovich, Sinfonía número 8, tercer movimiento (allegro non troppo).

___
___
Technoradas