sábado, enero 05, 2008

Enfermedad y Música

La hermana, de Sándor Márai. Editorial Salamandra, Barcelona, 2007. Traducción: Mária Szijj y J. M. González Trebejo.


Es la primera vez que tengo serias dificultades para escribir sobre un libro. Tan serias, que ni siquiera emplearé mis propias palabras para interpretarlo o comentarlo.

Puede deberse esta mancha en mi currículo literario a que es la primera novela de Sándor Márai que he leído. No sé. Sí me consta, en cambio, que después de leer la glosa de Magda en Apostillas Literarias y de Carmen Fernández Etreros en La tormenta en un vaso, me sentiría como un arlequín añadiendo mis simplezas. Así que les recomiendo se tomen el placer de consultar dichos comentarios así como el de leer La hermana.



Únicamente advertiré sobre los dos protagonistas de la novela: el principal, la Enfermedad y su relación con la vida humana; y la secundaria, la Música y la maldición que recae sobre quien quede atrapado por su desenfreno creativo.
«Hay algo que tiene más fuerza que mi cuerpo, más fuerza que mi enfermedad, que la pasión y la voluntad del mundo, si, algo más fuerte que el destino y Dios: la disciplina del artista, la conciencia del demiurgo que no se apaga mientras no haya cumplido la tarea de la creación».

También a través de Magda llegué al soberbio artículo de Leopoldo Brizuela publicado en La Nación, de lectura igualmente recomendable, u obligatoria para los entusiastas del escritor húngaro.

En cualquier caso, si prefieren una versión personal e intransferible, de esas en que la sonda no llega a tocar fondo, un ejemplo de manual sobre la telaraña en que los libros y la vida se atrapan mutuamente hasta fundirse, les remito a la visión de Txetxu.


___
___
Technoradas |