viernes, marzo 28, 2008

Diccionario demoníaco de la edición


Vía Ediciona.

Les facilito a ustedes entretenidas definiciones de algunos personajes de la fauna editorial que encontrarán aquí, elaboradas por Paperback Writer y Sobre Edición, bloggers librescos por cuyas direcciones cabe recomendar darse una vuelta. Para que sonrían un poco.




En todo caso, les transcribo las que a mí más me han gustado:

Escritor
- Individuo que no sabe hacer nada de provecho sino escribir.
- Lo que sucede cuando un magullado soñador rehúsa a convertirse en un cínico.

Autor
- Individuo cuyo desorden creativo hace que ante las amarguras de la vida se retire a escribirlas en lugar de luchar como una niña.
- Trastorno psicológico consistente en pensar que todo lo que se escribe debe ser publicado y leído.
- Fase adulta de la evolución de un escritor.

Corrector
- Persona que sufre de una monomanía obsesivo-compulsiva relacionada con la sintaxis, la gramática y la ortografía.
- Individuo que padece de un apetito morboso por el estilo y los textos bien escritos.
- Profesional que vaga por las editoriales ofreciendo sus servicios, que nadie entiende, y al que pagan en especie, a veces libros, a veces café.

Editor
- El que le hace la vida imposible al autor.
- Persona sin talento para la escritura que envidia a todos los autores y que hace todo lo posible por arruinar el trabajo de éstos. Si no consigue impedir la publicación del libro, evitará que el libro sea promocionado, distribuido y, por supuesto, comprado.
- Profesional de la industria que desayuna Almax y Jack Daniels.

Director editorial
Individuo al que, dentro de una editorial, le toca explicarle al autor que no está siendo explotado; al editor, que aunque el texto sea ilegible es publicable; y al director general o dueño de la editorial, que no sólo los libros de cocina tienen interés y que no hay manera de tener un best-seller mensual.


___
___
Technoradas