jueves, febrero 19, 2009

Mi lado femenino (VI). De trapitos y costura.



Si pinchan ustedes en la foto precedente llegarán a un blog del que, si tienen algo de afición por la moda, el diseño o el arte de dar forma y color a las telas para adornar el cuerpo humano, llámese como se quiera, se encontrarán con el trabajo de Eva, una mujer dedicada a tan hermosa labor. Costurera, se autodefine. A la antigua y esencial usanza.

No pretendo alardear de caballero entendido en el muselinas, sedas o terciopelos, como el Henry Tilney de La abadía de Northanger, entre cuyos más destacables méritos se encuentra precisamente dicho entendimiento. Yo, sin llegar a tanto, como eterno aspirante a similar categoría, me contento con dar rienda suelta a eso que definí hace algún tiempo como mi lado femenino, con exhibición de un trabajo que me ha resultado admirable.


Estas son fotos correspondientes a una colección denominada La corte del viento. En palabras de Eva, su autora, «es una colección de pura inspiración oriental. Grandes estampados enmarcan los ricos algodones, las cintas, los dragones azules que se mecen entre paisajes exóticos. El éxtasis del negro sobre la piel, casi desnuda».



Para estar al tanto de las novedades salidas de esta original aguja pueden visitar El baúl de Juliette.
O, si prefieren el estilo blogger, pueden pasarse por Letras desvestidas, donde podrán encontrar desde una peli de Leconte hasta el réquiem mítico (para los que tenemos cierta edad) de Joy Division.

Muy francotiradora, para entendernos.



Fotografía: Dídac Alcoba.
___
___
Technoradas |