sábado, mayo 16, 2009

Tres años



Un día como hoy, hace tres años, se colocó la primera piedra de este edificio.

Puede, según se mire, que haya salido algo torcido. Pero nadie le quita méritos a la torre de Pisa.
Quizá sea algo estrambótico, no lo niego. Pero tampoco se le niega el atractivo al penúltimo Guggenheim.
En algunos momentos, incluso amenaza ruina. Pero el Coliseo romano también se lleva lo suyo.

Lo que no puede negarse es la calidez que sus visitantes le han conferido desde el primer día, desplegando un dechado de amabilidad, buen gusto y sosiego. De este modo, las incursiones en territorio enemigo no sólo se hacen más llevaderas, sino imprescindibles. Por todo y sólo ello, habrá incursiones para rato. Con un poco de suerte, claro está.

Muchas gracias.


P.S. A la hora de publicarse esta entrada, servidor suyo estará cumpliendo compromisos con BBC (bodas, bautizos y comuniones) tan propias de este mes. Por lo cual, pido disculpas si tardo algo en responder. No todo va a ser culpa del alcohol...


___
___
Technoradas |