jueves, mayo 21, 2009

Viajar



Viajar es suspender el ánimo entre dos mundos. Viajando se acerca el futuro al presente. Se alarga el tiempo en una promesa incierta de cambio, de trans-torno. Espacio y tiempo se transmutan, y el espacio se convierte en espacio-tiempo.




Las raíces se evaporan y se mezclan con otros miles de millones. El suelo que se pisa o que se atraviesa a gran velocidad nos engulle y nos pertenece.




Viajar es changer la vie, es aferrarse a la vida, apurar el cáliz hasta las heces.




Viaja el alma nuestra distinta cada vez, y transforma los sentidos y la realidad en el camino una o mil veces transitado.




Viaja el mundo porque es mundo.
Viajamos nosotros porque nacemos.
En un segundo, un día, una vida, eternamente.




Fotografías, por orden: cielo abierto sobre Gandía; cruzando el cielo de la ciudad de Valencia; campo de amapolas en Teruel; nubes caídas sobre el campo de Cariñena; el toro en el sur de Navarra; tormenta en La Rioja alta.

___
___
Technoradas |