miércoles, julio 01, 2009

Y ahora, una pausa para la publicidad



Estamos en una playa de Malibú, en California. Hace un tiempo magnífico. Dos rubias sublimes en traje de baño rojo corren por la arena. De repente, una le dice a la otra: «La exégesis onomástica está expuesta al redhibitorio hermenéutico». La otra responde: «De todos modos, cuidado con no caer en la paronomasia ontológica».

Mientras tanto, en el océano, dos bronceados surfistas discuten: «¿Sabías que, en Ecce Homo, Nietzsche hace un elogio totalmente hedonista de la natación?» El otro, irritado, replica: «¡En absoluto, sólo defiende el concepto de "Gran Salud" entendido como solipsismo alegórico!»

Regresamos a la playa, donde las dos chicas dibujan ecuaciones matemáticas sobre la arena. Diálogo: «Si tomamos como hipótesis que la raíz cúbica de x varía en función de infinito...» «Sí, sólo tienes que subdividir el conjunto que tenderá hacia la asíntota».

Paso al plano siguiente de la tostada untada con Delgadín y la siguiente frase: «Delgadín. Estar delgada te hace inteligente».


Fragmento de 13'99 euros, de Fréderic Beigbeder (Anagrama, 2003).
Traducción: Sergi Pàmies.

___
___
Technoradas |