Entradas

Librerías influencers

En mi pueblo (como saben, yo soy de pueblo, de pueblo pequeño) hemos sido siempre muy extravagantes… No compartimos los estrechos esquemas socio-económicos y culturales que impone la sociedad moderna. Por expresarlo de alguna manera, somos más de lo ecléctico en lo social y lo mestizo en lo económico cultural.
Ayer mismo tuve una conversación con doña Bienve, la CEO de una de las empresas trendy del pueblo (desde 1959), que ilustra bastante bien lo que quiero decir.


—Buenos días, señá Bienve. ¿Me pone libra y media de sobaos? —Buenos días. ¡Cómo no! Y qué, ¿cómo vamos con los papeles de Aspern que le recomendé? —Engolosinao perdío. Sólo me quedan unas treinta páginas. Si no me lo he terminado es porque me está gustando tanto, que he decidido racionarme las páginas para que me dure más. —¿Y la novela de ajedrez? —No me da la vida, señá Bienve, que no llego… —Pues usté verá, pero aquí le tengo esperando uno de Glück que me encargó. Lo he conseguido de segunda mano, porque no se editan ni na. Y…

NO IMPORTA LO QUE SOY, SINO LO QUE SERÉ

25 de noviembre

La eficacia de la poesía para olvidarse del amor

Cervantes XXIst century

Divagaciones algorítmicas de un escritor superventas

Cuidado con las palabras

Mirar hacia atrás en el tiempo para seguir adelante

El niño que juega con las palabras

No leer más, sino leer mejor

Adaptando o imitando a Jane Austen

La banda sonora de "Todos tus nombres"